Hoy vamos a probar a hacer nuestros propios fósiles. Así nos resultará fácil explicar cómo se formaron los que nos podemos encontrar en un museo o en el caso de los apeninos de la Romaña,  hasta debajo de las piedras. Experimentar es aprender. Sobre todo, es más fácil que uno entienda las cosas si las hace.
Y además he descubierto la receta de la pasta más suave del universo, exagerando un poco. La pasta de bicarbonato es estupenda. El único inconveniente (por decir algo) es que hay que encender el fogón para cocinarlo. Pero el resultado es tan suave, modelable, y agradable que hay que probarlo.
Haced este experimento porque descuriréis una plastilina super sencilla y una idea más para entretener a los peques.




FICHA ACTIVIDAD

DIA: 7

TITULO: Hagamos nuestros fósiles

DESCRIPCION: Hagamos nuestros ropios fósiles con las plantas del parque o las conchas recogidas en la playa.

LUGAR  DONDE HACERLO: En casa

NIVEL DE DIFICULTAD: Fácil, pero hay que encender los fogones

NIVEL DE ENSUCIAMIENTO: El razonable

TIEMPO ENTRETENIDOS:Un buen rato


MATERIAL: 
Para la pasta de bicarbonato:
  • 2 tazas de bicarbonato
  • 1 de Maizena
  • 1 taza y media de agua

Para los fósiles:
  • Hojas, flores, conchas, lo que más os inspire
  • Un rodillo


INSTRUCCIONES

Mezclad el bicarbonato, la Maizena y el agua en una cacerola y ponedla a fuego bajo durante unos minutos, hasta que veáis que empieza a espesar.

En ese momento apagad el fuego, seguid removiendo y haced una bola que dejaréis reposar en una recipiente tapado con papel tranparente de cocina hasta que se enfríe.


Pasada una media hora (en realidad yo lo utilicé inmediatamente y a parte de quemarnos un poquito salió todo muy bien) podéis utilizarlo.
Obtendendréis una pasta tan suave y esponjosa que os la querréis llevar a la oficina como bola anti estrés. Es super relajante tocarla.


Y ahora podemos comenzar con los fósiles.
Recoged hojas, flores o conchas, colocadlas en fragmentos alisados de la pasta y pasad el rodillo por encima.




Después, con mucho cuidado, retiradlas y dejad que la pasta se seque con las huellas dejadas.


Al final de la tarde abréis obtenido vuestros fósiles.




0 comentarios:

Publicar un comentario