No me gustan las uvas pasas, se me quedan enganchadas en el paladar, con su detector de texturas  insufribles y no puedo llegar a engullirlas. Soy de esas que se las quitan de la boca mientras mastica un panetone, o cualquier dulce que subrepticiamente las incluya en su receta y las intento abandonar de la manera menos desagradable en el plato. 

Por eso, el Strudel no es lo mío,o al menos no lo era hasta que descubrí esta fantástica variante que os va a encantar, porque está simplemente deliciosa y es, como su original, rapidísima de preparar.Un hallazgo, y un acierto cuando la hago para la merienda.




INGREDIENTES:

  • 6 cucharadas soperas rasas de pan rallado
  • 6 cucharadas soperas a rebosar de azúcar ( si es moreno, mejor, pero yo tenía blanquilla cuando hice la receta)
  • 40 gramos de nueces
  • 2 manzanas grandes (la mejor es la Pink Lady para esta receta)
  • 1 Masa de hojaldre ya preparada, rectangular
  • 1 plátano
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita rasa de canela
  • 1 cucharada de Cointreau
  • 20 gramos de mantequilla 

Si no sois de mantequilla, podéis sustituirla junto con el licor por un sobrecito o una cucharadita de esencia de vainilla en polvo.

Preparación:

Moled las nueces, cortad las manzanas en rodajas muy finas. Esto es importante, porque si cortais las rodajas gruesas la manzana no se hará lo suficiente y quedará dura.



Cortad también el plátano en rodajas, y si habéis decidido poner la mantequilla, deshacedla en el microondas con la cucharada de Cointreau.

Disponed la masa de hojaldre completamente extendida encima del papel de horno, y justo en medio, en sentido longitudinal  comenzad por verter las 6 cucharadas de pan rallado, una detrás de la otra para cubrir toda la parte central.




Encima, colocad las nueces molidas, de nuevo tratando de cubrir toda la parte central.



Después, irán las rodajas de manzana. Rociadlas, una vez posadas, con el zumo de medio limón.

Lo siguiente será esparcir la mantequilla fundida con el licor,o bien la esencia de vainilla en polvo, las 4 cucharadas de azúcar y la canela. Por último, cubrid con las rodajas de plátano.



Cerrad la masa,envolviendo el contenido como si fuera un rollo. Plegad los bordes tanto de un lado como de otro, 
Haced unos cortes transversales, 3 o 4 en la parte superior del rulo que acabáis de envolver.


Metedlo en el horno, a 180 grados durante 20 minutos, vigilándolo a cada rato.
Una vez horneado,esparcid por encima azúcar glas




Image and video hosting by TinyPic

2 comentarios: