Tan fácil como coger el bote de cola que tenéis en casa y unos cuantos tubos de brillantina (eso es más difícil que lo tengáis a mano, pero ahora se encuentran en cualquier tienda, incluso la de los chinos) para hacer una obra artística muy brillante (eso desde luego).



Será un éxito, porque la brillantina tiene ese no sé qué, ese qué sé yo que atrae tanto como cunde,más que un tarro de miel, porque o lo hacéis fuera de casa o acabaréis con polvos de esos hasta en las orejas , pero habrá merecido la pena, Paolo ha disfrutado muchísimo.



MATERIAL:

- Cola  blanca
- Brillantina de colores




Esparcid el pegamento como buenamente os inspire el bote y esparcid la brillantina por encima.




Esperad a que se seque todo para obtener vuestra pequeña gran obra de arte brillante.


Ojalá que la idea os haya gustado, recibid un gran abrazo



 Image and video hosting by TinyPic

0 comentarios:

Publicar un comentario