¿A qué os recuerdan los ositos de gominola? ¿qué os viene a la mente cuando veis uno? 



A mi me retrotraen a cuando iba al cine durante mi largo período universitario, pues muchas veces me compraba unas ristras de ositos para mascar ruidosamente mientras veía la peli de turno, porque para ver una película en riguroso silencio uno se queda en casa. 
A mí me gusta el cine, todo, todito todo,  no sólo las pelis iraníes subtituladas, que me las trago con gran alegría, sino que me gusta desde un buen peliculón de ciencia ficción a una de serie B japonesa con su decorado de cartón piedra y guión sopórifero, una india con bailoteo o una americanada con final insultantemente feliz . Y siempre he sido de la opinión de que al cine  se va a comer, a hacer comentarios, y ponerse nervioso por la señora del fondo que se ríe ruidosamente de todo. Esa es la experiencia cinematográfica de verdad, con sus ositos de gominola, palomitas de maiz, caramelos de dudosa factura  y comentarios por lo bajini. Lo demás son caprichos de gafapasta.
Si queréis rememorar alguno de vuestros recuerdos de juventud o infancia o sobre todo, si queréis dar un momento muy dulce a vuestros peques os muestro 10 ideas divertidas que he descubierto en Internet  para hacer con los ositos. 

1. Polos rellenos de ositos

Via: The DIY Queen




2. Galletas de caramelo
Via: A beautiful Mess

3. Ositos pardos: bañados en chocolate.
Via: The Gunny sack.


4. Ositos playeros:  tomando el sol a la orilla del mar.
Via: Chick a bug


5. Un esperimento científico.
Con ositos en distintos líquidos se obtienen distintos resultados.
Via: Science for kids 

.
6. Ositos surfistas
Via: Babble


7. Una tarta
Via: Raspberry Cupcakes



8. Cunitos de hielo
Via: Fun kyti



9. Ositos panda: cubiertos de chocolate blanco
Via: The Cheese Thief


10. Una barbacoa en un cupcake 
Via: Two busy blondes













Image and video hosting by TinyPic


2 comentarios:

  1. Estoy 100% de acuerdo contigo en la experiencia cinematográfica! A mi también me gustan pelis variopintas, aunque todo, todo el cine no me gusta. No soporto las pelis tipo Steven Seagal, por ejemplo. Y las chuches, ayy, son mi debilidad. Voy a ser una madre terrible dando mal ejemplo con caramelos! Las ideas chulísimas y preciosas, como siempre!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paula!! Quien sabe, igual despues a Mopito no le gusta demasiado el dulce y prefiere las cosas super saladas, uno nunca sabe como van a salir, siempre te sorprenden!!! Un beso y muchisimas gracisa preciosa.

      Eliminar