Podemos aprovechar que el tubo de papel higiénico es cilíndrico para hacer un reloj de cartón. Así será perfectamente curvo y se ajustará a la muñeca mejor que si lo hacemos con una cartulina.



Puede ser una idea para enseñar las horas o simplemente para entreterse un rato.

MATERIAL

  • Un tubo de papel higiénico
  • Celo estampado (washi tape lo llaman)




La cosa es tan sencilla como forrar el rollo usado con el celo, basta una vuelta, recortarlo, y con el resto del tubo que queda, dibujar la esfera (podéis usar el rollo de celo como modelo para repasar) y pegarla.







0 comentarios:

Publicar un comentario