En casa tenemos una regularidad envidiable, y eso quiere decir que gastamos rollos de papel higiénico como pipas, uno detrás de otro. 
El rollo de cartón que queda se puede tirar en el bidón de papel para reciclar o bien reutilizarlo para crear arte, o al menos pasar una tarde entretenidos. Si no se os ocurre niguna idea de cómo un cilindro de cartón más bien tosco se puede convertir en un juguete o un objeto de decoración infantil yo os doy 10  que he encontrado en internet.



1. Buhos. 
Podéis hacerlos simplemente escachando el rollo y dibujando los rasgos con un rotulador, como nos muestran en este blog.



O si os queréis liar la manta a la cabeza ( y entretenerlos más rato) pegar cartones de colores como describen aquí  para obtener un acabado más lucido. 


2. Unos prismáticos
Necesitaréis 2 tubos y muchas ganas de explorar nuevos rincones de la casa. Los detalles los podéis encontrar aquí.

3. Unas casitas
Para gnomos y enanos en general, nos lo explican en este extraordinario blog de manualidades plagado de ideas sorprendentes.



4. Coches de carreras
Este página está escrita en una lengua ininteligible pero las fotos son tan explicativas que no necesitaréis nada más para comprender las intrucciones de montaje.


5. Linternillas de decoración
No le encuentro ninguna utilidad pero me gustan muchísimo, y la idea proviene de este blog imprescindible para encontrar propuestas de actividades para niños.



6. Pulseras de super héroes
Si vuestros hijos están fijados con los superhéroes, super poderes y demás rollos intergalácticos al menos la mitad que el mio,  disfrutarán una barbaridad con esta manualidad mostrada en esta página.



7.  Una serpiente
Coged todos los tubos que hayáis acumulado en las últimas semanas y convertidlos en un reptil simpático o amenazador, según os de. Más detalles aquí.


8. Unas mariposas
Tan primaverales como vistosas, las que nos enseñan en esta web.




9. Unos conejitos
Muy propios para el tiempo pascual que se nos avecina. Las intrucciones las podéis leer aquí.



10. Monstruos monstruosos pero simpáticos.
Nos lo cuentan en este blog, con mucho arte y poco miedo.





0 comentarios:

Publicar un comentario