Queridos todos,  os deseo  que disfrutéis hoy del amor de vuestro compañero, pareja, amante, familiar, o conocido, Celebradlo con lo quién más queráis y con lo que más os guste, una cervecita, una ensaladilla rusa, una caja de bombones o como ha sido nuestro caso un bizcocho sencillamente delicioso que me enseñó la semana pasa mi querida amiga Tania argentina por nacimiento y vegana por convicción.





La verdad es que me sonaba muy raro eso del bizcocho todo vegetal, pero tengo que reconocer que es infalible y sale siempre buenisimo, como decía Paolo: "Mamá es demasiado delicioso". Pues eso, muy rico y muy fácil de hacer


INGREDIENTES


  • 2 yogures de soja con sabor a fruta y cereales. No sé cómo está la cosa en España, pero en Italia los encuentras en todos los supermercados, incluso con marcas blancas
  • 1/2 medida de uno de los yogures de aceite de girasol
  • 2 medidas de 1 yogur (vamos, llenad el vaso de yogur dos veces) de azúcar moreno.
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 3 cucharadas de Maizena
  • Unas gotas de aroma de vainilla o la corteza deun  limón rallada
  • 1 sobre de levadura Royal




Mezclad los yogures con el  azúcar, aroma de vainilla y aceite.




Añadid la Maizena, la harina y por último la levadura.



Poned la masa en una fuente para el horno de la forma que queráis, y metedla a hornear a 180 grados durante 25 minutos.



En este caso, además he cubierto el bizcocho (buenísimo) con nata vegetal, que es más fácil de montar y da menos preocupaciones si la tienes mucho tiempo fuera de la nevera con fresas a forma de corazones cutrongos.





Nos hemos comido todo el pastel en 10 minutos, era espectacular de rico.



0 comentarios:

Publicar un comentario