Hoy teníamos ganas de hacer un muñeco de nieve, pero como no hay no rastro de ella a menos que nos vayamos a los Alpes, se me ha ocurrido que lo más fácil para quitarnos este antojo repentino era hacerla nosotros mismos. 
Así, en casa, con el calorcito de la calefacción hemos podido hacer nuestro muñeco, y deshacerlo , y volver a hacerlo...




Ya había probado anteriormente en dos ocasiones a hacer nieve con bicarbonato y agua o con aceite vegetal para darle consistencia de plastilina.
Pero la receta de hoy es de lejos la mejor, la más parecida a la nieve, el resultado es excelente,

INGREDIENTES


  •  2 cajas de 500 gramos de Bicarbonato 
  • 1 bote de 200ml de espuma para el cabello (pero usaréis menos de la mitad)



Volcad todo el bicarbonato e id añadiendo la espuma hasta que la consistencia no sea demaniado harinosa ni muy pegajosa, vamos la nieve al punto que os guste,




El resultado os encantará, parece nieve, y es suave y agradable como la nieve.






Ahora ya podemos ponernos a hacer nuestro muñeco , nosotros lo hemos hecho en todas sus variantes con ojos azules, verdes, botones de colores, con y sin zanahoria.










2 comentarios:

  1. Qué son esas piedrecitas?!?! Preciosas!!! Y genial la idea!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Fátima! Son piedras de colores que compre en el Chino, nos sirven para jugar de vez en cuando. Un beso

    ResponderEliminar