Un juguete simple pero que da mucho de sí, os lo puedo asegurar: un helicóptero que haciéndolo girar entre las manos, vuela durante unos cuantos metros.




Con el palo que sobra del Magnum, o cualquier otro helado, pero este es mucho más ancho en los extremos, y un palo para hacer pinchos morunos, os podéis construir un entretenimiento para un buen rato, y una satisfacción muy grande de hacerlo vosotros con vuestras manos.

MATERIAL


  • Un palo de un Magnum
  • Un palo para pincho moruno
  • Cola vinílica
  • Un taladro o unas tijeras con punta muy afilada


Medid con una regla la mitad exacta del palo del helado a lo largo y ancho.



Haced un agujero con el taladro, o una tijera de punta fina, de las mismas dimensiones que el diámetro del pincho moruno.





Doblad un poco los extremos opuestos, como retorciéndolo, para forzar un poco la forma helicoidal, no demasiado para que no se rompa.



Introducid el pincho en el aguhero que acabáis de taladrar y ponedle unas gotas de cola.





Dejadlo secar una hora y ya podéis hacer girar el helicóptero entre vuestras manos y soltarlos para ver cuántos metros recorre.







0 comentarios:

Publicar un comentario