Hay ciertos objetos que nos evocan, con línea directa y sin interrupción, una imagen concreta, como es el caso del confeti: es que es ver esa papilla caótica de papeles de colores y descorchar de forma automática en mi mente la idea de una fiesta. Me encanta. Lo adoro.
Hoy os propongo que llenemos nuestra vida de confeti, que dejemos colarse por los resquicios de nuestro tiempo libre un momento multicolor,con esas ganas de fiesta que uno tiene todo el rato. Y os lo muestro de 10 formas distintas.




1. Llenando globos 



Seguid las intrucciones en esta página.


2. En una tarjeta.
Para mandar un mensaje de alegría a quién más os parezca, como nos muestra este blog.


3.  Dentro de un jabón casero. 


Esto lo tengo que probar, y lo haré siguiendo las instrucciones de esta web.

4. Construyendo un recipiente.


Si lo hago, como nos muestran aquí, lo llenaré de caramelos, que parece lo suyo.

5. Haciéndolo de azúcar, para llenar de color los postres
Para prepararlo, seguid las instrucciones de esta página.



6. Más confeti dulce, pero para el chocolate a la taza.



Se me hace la boca agua sólo de ver lo que aparece en este blog.

7. Lanzadores de confeti con los rollos de papel higiénico.


Una idea muy fácil y divertida que podéis leer en detalle aquí.

8. Decorar la pared.
Me encanta la idea de este blog para una habitación infantil.



9. Unas galletas con relleno fiestero.


La idea de esta página era para la nochevieja, pero se pueden hacer para un cumpleaños con la edad como dibujo.

10. Un paquete regalo con mensaje.


Para decir lo primero que se te ocurra a quien se te pase por la cabeza,con mucha alegría,  como muestran aquí.

0 comentarios:

Publicar un comentario