Hacía tiempo que queríamos hacer un belén en la entrada exterior de la casa para Navidad. Habíamos pensado hacerlo con guirnaldas de luces, o con siluetas de cartón, pero a mi marido Luca se le encendió la bombilla del reciclaje y se le ocurrió reutilizar los bidones de plástico que usa como contenedores de fertilizante para transformarlos en linternas gigantescas. 







Es mucho más fácil de lo que os podáis imaginar y el resultado es, bueno, luminoso, si pensáis lo poco que cuesta y lo original que queda, merece la pena. Estamos muy orgullosos de nuestro belén en bidones.

Material


  • Bidones de plástico. Nosotros ulitilzamos de fertlizantes, porque son los que tenemos en casa
  • Papel cebolla
  • Un dibujo navideño.
  • Un taladro
  • Una lámpara de mesilla sin la pantalla. Nosotros usamos la más barata del Ikea





Primero hicimos un dibujo (no somos unos grandes artistas de la pintura precisamente)  en una hoja de papel, de cebolla, hicimos dos: uno de los reyes magos y otro del nacimiento. Hicimos en todo el trazado del dibujo puntos a una distancia de 2 cm.



Lo pegamos en el bidón con celo y comenzamos a taladrar en los puntos marcados.





Una vez terminado, quitamos el papel cebolla, y dentro del bidón metimos una lámpara de mesa, sin la pantalla, en este caso la base Hemma del Ikea. con una bombilla.



Primero hicimos el nacimiento,y el efecto con el atardecer me gusta mucho.
Aqui están nuestras linternas navideñas gigantes.







0 comentarios:

Publicar un comentario