Sólo dos ingredientes son necesarios para hacer esta plastilina super suave y esponjosa. ¿No os lo creéis? , pues haced la prueba en casa y os quedaréis tan gratamente sorprendidos como me quedé yo cuando preparé la pasta con Paolo. Os puede salvar una tarde o un momento de aburrimiento conflictivo, como me pasó a mi.


Merece la pena hacerlo, no lo dudéis. Es increible lo fácil que es a veces sacar recursos de lo que tenemos en la cocina.

INGREDIENTES:


  • Una porción de MAIZENA (pongamos una taza)
  • 1/4 de la porción de Maizena de jabón líquido lavaplatos


Y ya está, no necesitáis colorante, porque el jabón ya lo lleva



Como os recomiendo siempre, id añadiendo el jabón líquido poco a poco y poned lo que os pida la pasta, tiene que quedar suave, muy manejable. 



A nosotros nos salvó un momento de crisis, en un momento preparamos esta masa y estuvimos muy entretenidos haciendo formas con los cortadores de galletas que tenía en la cocina.







La pasta es suave y se parte fácilmente, se puede conservar en una bolsa de plástico como las que se usan para congelar alimentos.





0 comentarios:

Publicar un comentario