Yo sigo con mi investigación de cómo hacer plastilinas caseras de manera rápida, fácil y en este caso, muy divertida. 
Si bién ya os hablé de como hacerla con sal, o con espuma de afeitar, la receta super sencilla que os traigo hoy la descubrí por casualidad mientras estaba intentando hacer otra cosa, pero os animo a que se la hagáis preparar a vuestros pequeños, porque es divertidísimo elaborar esta pasta.


 Al principio es tan pegajosa, que es toda una experiencia meter las manos en ella. Y la plastilina que queda como resultado es perfecta, moldeable, perfumada, y muy, muy, suave.



INGREDIENTES

  • 300 Ml  de champú, Yo usé Johnson baby 
  • 400 gr de Maizena. Comprad dos cajas de 250 gr, echad una entera y despues id añadiedo de la segunda según os lo pida la masa
  • Colorante alimenticio. Yo usé morado.


Usad un recipiente muy grande, por ejemplo yo he donado a la causa un contenedor de plástico para guardar ropa, es nuestro recipiente para todos nuestros experimentos.


Echad la caja entera de Maizena, el colorante y todo el champú y dejad que vuetros hijos disfruten del blandiblup que se forma. Es pegajoso, oloroso y viscoso. Un gustazo.




Despues id echando Maizena hasta que se forme la plastilina.


Ahora comienza el segundo juego, el del modelaje.












0 comentarios:

Publicar un comentario