Aún quedan unos días de calorcito antes de estar todo el día con el abrigo y el paraguas (porque aquí llueve los días impares y todos los demás). 
Hemos aprovechado para jugar fuera en la casa del árbol que tiene Paolo aunque tengo que reconocer que la hicimos tan simple por falta de tiempo y de ideas que parece más bien una plataforma petrolífera.




Hace tiempo que quería probar los globos sprint, esto es, pegar una pajita en un globo, pasarlo por una cuerda, hincharlo, y al soltar el cuello del globo, zassssss, este se desliza por la cuerda.



Lo podéis probar también en casa, no es necesario estar fuera.


MATERIAL


  • Una cuerda lo suficientemente fina para que pase la pajita
  • Cinta aislante o celo (mejor cinta aislante porque es más resistente) 
  • Un globo.



Atad la cuerda a un extremo, por jemplo en mi caso en un palo, y el otro dejadlo libre, introducid el globo con la pajita, atad ya el extremo, hinchad el globo y preparáos para verlo volar.




Qué os puedo decir, Paolo disfrutó muchísimo, probando a llevarlo cada vez más lejos, (y nosotros aumentamos la capacidad torácica de las veces que le tuvimos que hinchas los globos).



0 comentarios:

Publicar un comentario