Esta semana tengo poco tiempo para publicar, así que os dejo una idea muy rápida para regalar cuando os llamen a la puerta y os pidan caramelos, dadles fantasmas. 



Con chupa-chups, papel cebolla, un rotulador y un poquico más de arte del que yo tengo, podéis darle un toque personal a un caramelo
Nosotros hemos preparado una buena cesta con fantasmas.




0 comentarios:

Publicar un comentario