Hoy os propongo otro modo de hacer las bolas de nieve, de las cuales ya os hable en mi otro post
Como sabéis, la brillantina tarda un tiempo en posarse en el fondo después de que se ha agitado la botella, dando la sensación de una nevada.
Esta es una idea más para entretener a vuestros pequeños en un momento de tórrido aburrimiento o para hacer un regalo original, si se elige una frasco bonito y se añade una figurita (mirad el final de esta entrada, donde os pongo un tutorial para hacerlo).
Además, podemos simular un pequeño tenporal de nieve con brillantina si le añadimos un toque burbujeante.



Si os interesa, seguid leyendo aquí.
La receta la he tomado de esta original web llena de ideas.

MATERIAL:
  • 1 botella  (o frasco) pequeña y estrecha
  • Aceite corporal
  • Agua
  • Brillantina
  • Para la tormenta: una pastilla de Alka seltzer o cualquier comprimido/sobre de efervescentes para la digestión
.
Poned la brillantina dentro. Llenad con 3/5 de aceite corporal y 1/5 de agua la botella. Dejad un espacio para permitir la efervescencia, si os interesa hacerla.



 Y ya está preparado, para cada tormenta de nieve basta poner la mitad de una pastilla y agitar.



Resulta siempre curiosa y bonita la reacción efervescente resaltada con la brillantina, que dura bastante en supensión, aunque no tanto como el experimento que hice con glicerina. Os aseguro que se asemeja mucho a las bolas de nieve que recordaba.


Después quisimos probar con brillantina más grande, corazoncitos, pero los trozos son demasiado grandes, se pegan entre ellos y el efecto es menos contundente, se bajan enseguida, no os lo recomiendo.


Por último os dejo una imagen y un link al tutorial para hacer una bola de nieve como Dios manda, con su muñeco espantoso dentro. 
Espero que os guste y os animéis a hacerlo puede ser una idea para un regalo original. (Por cierto, en el tutorial pone sólo que hay que añadir agua, pero si no ponéis aceite corporal o glicerina la brillantina se posará inmediatamente)



0 comentarios:

Publicar un comentario