Hoy os muestro otra receta para hacer plastilina con los ingredientes más insospechados y super fácil, eso sí, atentención porque mancha lo que no está escrito. Os recomiendo que si lo hacéis en casa pongáis en el lugar elegido uno de esos manteles de plástico que venden para pintar con los niños. 





Siguiendo la regla "cuanto más me mancho más me divierto", esto les va a encantar, porque la textura de esta pasta, bastante aceitosa como veréis en las fotos es muy parecida a la nieve, cruje cuando se toca, pero a la vez es blandita. 




¿Queréis probar a hacerla?. Seguid leyendo para saber más de la receta.

Los ingredientes los tomé de este blog del que ya os he hablado en alguna ocasión. 

MATERIAL

  • 2 tazas de desayuno de Maizena (vamos, toda la caja de 250 gramos)
  • 1/2 taza de aceite vegetal, yo le puse de girasol. (poned primero 1/4 y luego id añadiendo para que no es quede muy aceitoso, como a mi, pero que la masa sea moldeable y no se rompa con mucha facilidad)







 Poned en el recipiente la maizena, y añadid primero la mitad de aceite que tenéis disponible, e id mezclando poco a poco. Añadid el aceite a medida que la pasta se vaya quedando demasiado seca.


Y eso es todo. Podemos empezar a meter las manos y hacer nuestros muñecos de nieve, o lo que se os ocurra, un iglú, un volcán helado..... Ya veréis como le encatará.







0 comentarios:

Publicar un comentario