Esta semana os lanzo la idea de hacer nuestro propio circuito de coches o un mapa de una ciudad imaginaria para jugar. 
En el mercado hay infinidad de alfombras con la pista ya dibujada o tapetes de actividades que incluyen el trazado de una ciudad o un  circuito de carreras.  Os pongo el ejemplo de Ikea, pero hay muchísimas, y sí, es una buena idea porque juegan  mientras mantienen todo el cuerpo al calorcito del tejido, pero ¿por qué no hacer nuestro propio circuito,  teniendo en cuenta el espacio disponible en casa, vuestra imaginación y las ganas, quizás, de ahorrarnos un poco de dinero?

Os muestro lo que he encontrado por la web esta semana, espero que alguna de las propuestas os interese y os animéis a realizarla.



Imprimir una pista
Empezamos por la propuesta más sencilla, que consiste en imprimir las piezas y componer vuestro propio circuito como deseéis. Desde esta página os podéis imprimir una serie de piezas componibles para construir el modelo que se os ocurra. El pdf se descarga directamente aquí



Pintar un ciruito
En este blog, en cambio, el concepto se complica un poco más, y nos proponen pintar el recorrido sobre una tela. Requiere un poco más de trabajo pero efectivamente el resultado puede ser muy bueno, y es una idea estimulante crear vuestra propia manta de actividades junto con los  hijos y mantenerlo, por ejemplo, como un recuerdo de la infancia. 


Pegar una pista
Y siguiendo con la misma inquietud artística y ganas de ponerse a la obra, en esta web nos sugieren y muestran el resultado de hacer un circuito pegando trozos de fieltro. Otra manualidad para compartir con vuestros pequeños.



Si hacéis alguno de estos circuitos en casa, ¡por favor, mandadme las fotos!.
Os deseo un buen fin de semana.


0 comentarios:

Publicar un comentario