Con este calor uno bebe tanta agua y acumula millones de botellas de plástico, ¿por qué no emplearlas para crear juguetes? 

Tengo que confesar que evito como puedo que a mi hijo le regalen pistolas, aunque a él le encantaria tener una, así que se me ha ocurrido acontentarlo con una especie de arma casera inofensiva e improvisada con una de las miles de botellas vacias que se aburren de estar en el contenedor: Un disparador de tapones.






MATERIAL:


  • 1 Botella de plástico vacía (Yo he utilizado una de 1,5 l pero os recomiendo usar una de 500ml, será más fácil meter el globo)
  • 1 globo resistente
  • Tijeras
  • Cuchillo






Lo primero que he hecho es cortar los dos bordes de la botella de plástico con el cuchillo.

























Después he hecho un nudo al globo muy cerca del cuello.





He cortado el globo, si lo dividimos en 4 partes imaginarias,le he quitado una, la más externa.








He cubierto uno de los huecos de la botella con el globo (llenaos de paciencia para este paso si usais una botella de 1.5 como he hecho yo, se puede pero hay que echarle ganas porque va muy justo En cambio con una de 500ml es más fácil)























Ya tenemos nuestro disparador, basta meter el tapón, tirar de la cola del globo y...va altísimo y  muy fuerte, ya lo comprobareis.

























0 comentarios:

Publicar un comentario