El otro dia regalaron a mi hijo 2 peces de colores (bueno, de un solo color, anaranjado): Giovanotti e Carlo. 




Mi hijo, Paolo, tiene 3 anos, y solo pensaba en pescarlos en la pecera para luego hacerlos fritos. 

Mientras le explicaba la diferencia entre el pescado de la pescadería y los pececitos de las peceras me he debido inventar una manualidad de urgencia para tenerlo entretenido y además quitarle las ganas de coger a los peces con las manos.

MATERIAL:
  • Cucharas de plástico
  • rotulador permanente
  • tijeras





Con un par de tijeretazos, zas, y zas y mi poca imaginación para hacer peces (todos sonrientes, eso si) hemos inventado historias, primero los hemos pescado y comido fritos, pero luego hemos pensado que es mejor dejarlos crecer y vivir en el mar con otros peces mas grandes.








0 comentarios:

Publicar un comentario