Solía decir una antigua compañera de piso: "Quien comienza, ya tiene la mitad del camino hecho". 

Y no le faltaba razón, sólo que me hubiera gustado no haber dejado tantos trayectos a mitad.

Comienzo este blog como terapia, desde mi casa, rodeada de manzanos, enseñando lo que me gusta hacer. Desearía tanto llegar casi al final de este camino, y que alguno de vosotros me acompañara con interés.

Un gran saludo.


0 comentarios:

Publicar un comentario